Reforma tu vivienda para conseguir un hogar sostenible

Hoy queremos abordar una cuestión importante que a muchos de vosotros os puede resultar de gran utilidad. Porque cuando la necesidad no radica en adquirir una nueva vivienda, sino en adaptar la vivienda elegida a nuestras necesidades específicas, la idea de afrontar una rehabilitación puede convertirse en un sueño remoto, o incluso en una pesadilla.

Para evitarlo, debemos tener en cuenta unos cuantos aspectos importantes, además de conocer que existen ciertas subvenciones públicas orientadas a ciertos tipos de reformas, tales como la adecuación de nuestra vivienda a la normativa de eficiencia y ahorro energético.

 

reforma

 

Planificación y Presupuesto

En primer lugar, es fundamental la planificación. Determinar qué cambios necesita realmente nuestra vivienda, es decir, qué mejoras buscamos para lograr un aumento de sus sostenibilidad, tales como el aislamiento de techos, suelos, paredes y ventanas; inclusión de sistemas de ahorro energético, y uso de materiales ecológicos innovadores que sean eficaces y eficientes y cuya resistencia asegure la mayor vida posible a las mejoras establecidas en la reforma.  Tomarnos el tiempo suficiente para este análisis, además, hará que no surjan nuevas ideas durante el proceso de las obras, lo que contribuirá a una buena gestión de los diferentes trabajos y al cumplimiento del presupuesto y los plazos.

De hecho, el presupuesto es una de las claves más importantes en la planificación. Debemos tener clara la partida económica que vamos a destinar a la reforma, para que la empresa elegida pueda construir sobre ella un proyecto real, coherente y exitoso. Es recomendable que solicitemos varios presupuestos por escrito y, que al hacerlo, exijamos el detalle de cada partida para evitar cualquier sorpresa.

La empresa constructora

Pero es, sin duda, la elección de la empresa constructora el mayor condicionante para el resultado final de la reforma. A pesar de que nos tentará el decantarnos por el presupuesto más económico, son muchos otros elementos los que debemos priorizar a la hora de decantarnos por una u otra. Desde luego el primero de ellos debe ser su profesionalidad, para lo que debemos solicitar referencias positivas en trabajos similares al que buscamos. Importante es también la legalidad de los acuerdos que formalicemos con ellos, ya que solo de esta forma podremos optar a las ayudas públicas, otro de los elementos fundamentales en los que queremos detenernos.

Tal y como recoge el Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación, las administraciones central y autonómica contemplas vatios modelos de subvenciones y ayudas fiscales orientadas a mejorar la seguridad, habitabilidad y eficiencia energética de viviendas y edificios. Deben solicitarse antes del inicio de las obras, y también se contemplan para las segundas residencias, sobre todo si son necesarias mejoras relacionadas con la sostenibilidad y la instalación de nuevas tecnologías (TDT, Internet, etc).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *